Schwager, una de las principales empresas de servicios de mantención de la minería, implementó todos los protocolos de Minsal y la OMS, con el objeto de resguardar a sus colaboradores y garantizar la normalidad y la continuidad de sus servicios en los 12 contratos que mantiene en distintas compañías mineras del país.

Dado la actual situación, Schwager creó un comité de gestión de crisis que ha analizado los distintos escenarios que se han ido generando y, a partir de ello, proyectar condiciones futuras y adoptar medidas que permitan enfrentar la contingencia y garantizar la seguridad de las personas y la continuidad de sus servicios.

Entre las principales medidas adoptadas destaca el teletrabajo para más de un centenar de sus personas que trabajan en oficinas y faena y que pueden laborar en esta modalidad. En este grupo se incluyó a todas las personas pertenecientes a los grupos de riesgo por edad y patologías crónicas.

Por otra parte, la empresa informó que ha implementado estrictos controles sanitarios, realizando tomas de temperatura al personal antes de subir a faena, aclarando que cualquier trabajador que presente alguna dolencia o síntomas de afección respiratoria, será trasladado de forma inmediata al policlínico.

Del mismo modo, se ha incentivado a las personas que trabajan en faena que informen de manera previa y oportuna, si tienen malestares que pudieran asociarse a un potencial contagio, de tal manera de suspender su traslado a faena y mitigar la posibilidad de contagio a otros compañeros de trabajo.

Dentro de los contratos los trabajadores usan mascarilla, y resguardan la distancia necesaria de 2 metros. En casinos, se ha implementado asientos contemplando distancia de 2 metros en filas y al momento de sentarse almorzar, con el fin de mantener siempre la distancia y evitar aglomeraciones. En los buses, los funcionarios viajan en el asiento de la ventana, reduciendo la cantidad de pasajeros de 46 a 23 por bus. Se ha implementado alcohol gel en cada bus, para su uso antes de subir y al bajar de la máquina, y la sanitización continua de cada uno de los vehículos de transporte.

Con estas medidas, la compañía ha podido mantener su continuidad operacional en los 12 contratos y donde incluso se han podido realizar intervenciones de mayor rango que estaban programadas, como son la mantención de la Planta Química de Mantoverde y de la Planta de Chancado Primario de la División Ministro Hales.