Mano de obra en minería

//Mano de obra en minería

Mano de obra en minería

La última campaña del Ministerio de Minería junto al Semageomin se llama “4 principales causas de accidentes” y está centrada en eliminar los eventos fatales en las faenas de la industria. Si bien, en los últimos cuatro años han disminuido en más de 50% estos incidentes, aún hay números tristes, pues durante el 2017 se registraron 12 víctimas fatales y si bien, es la cifra más baja de la que se tenga registro, los que trabajamos en esta actividad no queremos ningún fallecido más. Quienes realizan el trabajo en minería son personas, invaluables todos ellos, que tienen toda una vida por delante. Hombres trabajadores, con familia, hijos, sueños y proyectos que no pueden terminar porque simplemente algo no se hizo bien. Un error puede costar la vida.

Tal como lo hemos venido haciendo, el Gobierno preparó esta politica preventiva, basada en la identificación de situaciones de riesgos ya vividas en faenas y que ocasionaron accidentes fatales.

Sin embargo, no basta saber cuáles fueron las circunstancias que generaron la muerte de estas personas. Es imprescindible ocuparse de los aspectosconductuales que permitieron que en esas 12 ocasiones -donde hubo fallecidos- las cosas salieran mal.

Al menos el 90% de los accidentes en la minería se producen por problemas conductuales: no se cumplieron procedimientos establecidos, no se realizaron las planificaciones adecuadas de las tareas o no se actuó ni cumplió de manera rigurosa con las medidas de seguridad que fueron previamente definidas.

La responsabilidad de la seguridad en una faena es tarea de todos. Empleadores y trabajadores debemos estar comprometidos y rigurosos en nuestro actuar y en nuestras conductas. Esta conducta segura es la que puede hacer la diferencia y evitar una situación fatal. Hace poco más de un año, en nuestra compañía nos propusimos una meta: erradicar por completo los accidentes en faenas mineras. Gracias a una nueva estrategia de seguridad, diseñado y ejecutado junto a nuestros trabajadores, en febrero celebramos un millón de horas hombre sin eventos y en mayo aplaudíamos con orgullo un año sin accidentes. Sin embargo, nunca debemos descansar y decir que el tema está resuelto.

Hace unos días y de manera repentina uno de nuestros trabajadores se lesionó su pierna izquierda tras pisar mal en una de nuestras faenas. Si bien se trató de un incidente menor y la persona ya está bien, igual sentirnos pesar y nos cuestionamos qué más nos falta por hacer. La respuesta es que la seguridad se construye día a día y es una tarea que no termina nunca. Las condiciones de riesgo siempre existirán y depende de cada uno de quienes trabajamos en la minería generar las condiciones para que todas las personas puedan regresar día a día a sus hogares y no lamentar más víctimas.

Fuente: Diario El Rancagüino, 30 de julio 2018.

2018-07-31T15:08:33+00:0031 julio, 2018|BLOG|
X